Recortes de historia ...

  ORIENTACIONES POLÍTICAS

 

De Guillermo Díez Cuevas

Cristal, 1931. Edición de 6 de julio.

Hay una ley histórica inapelable, una faceta imprescindible en la vida política de los pueblos, de los partidos y las ideas que a modo de un ser espiritual llegan florecientes a entrañar al principio una revolución y que van poco a poco entregando su juventud hasta que envejecen y mueren, siguiendo la ley fatal, las características biológicas, de que ni aún las ideas pueden burlarse.

            Es asombroso pensar, cómo el progreso no es más que la sucesión biológica, es decir la existencia vulgar tan corriente como la de un ser cualquiera, de aquellos estados de conciencia. Son jóvenes mientras alientan en el cerebro humano sin encontrar realización; adultos, cuando comienzan a ser llevados a la práctica; y viejos, cuando sus células carecen de la nutrición de la popularidad, entretenida, al pasar los días, en nuevas ideas redentoras. Así envejecen y caducan las ideas, como envehece y caduca todo; lo que hoy creemos la panacea, el “sésamo, ábrete”, la Jauja deliciosa, mañana será tirado al ostracismo por un nuevo recién llegado ideológico. No es posible sustraerse a este hecho.

            La monarquía española fue joven con don Pelayo, en Covadonga, en las agrestes montañas de Asturias; adulta con los Reyes Católicos, en Granada, en el descubrimiento de América, y vieja, de vejez prolongada con el advenimiento de los Borbones, que ha sido quizás la dinastía más perjudicial, pues de los cartagineses y hasta de los invasores árabes nos quedaron beneficios y ahí están Córdoba, Sevilla, y Granada, para atestiguarlo; de los Reyes Católicos, nos quedaron América y el grandioso Imperio español; pero de los Borbones, casi exclusivamente miserias y desgracias, invasión francesa, guerra de África, carlista, semana sangrienta, las mayores crueldades, los errores más descarados.

            Para sacudir este yugo necesitó siglos el pueblo español, y ahora logrado va a constituirse. El sistema que se sucede es el republicanismo; pues esta era la idea pujante que se alzaba para derribar el trono de los Borbones, y por esto todos los hombres conscientes, todos los amantes sinceros del progreso, apoyaron sin recelos a la conjunción republicano-socialista en las últimas elecciones como tal republicana; que dentro de las propias evoluciones y modificaciones de que hablaba al principio, no cabe duda de que las ideas de vanguardia, como el socialismo, comunismo, anarquía, que ahora han nacido o se hallan en estado fetal, encontrarán su cauce cuando las multitudes estén preparadas para tan trascendetal transformación.

            Debemos tener en cuenta que cuando no están preparadas las masas para la revolución, viene el retroceso en seguida, y aún peor, se cae en la dictadura del proletariado, tan tiránica como todas las dictaduras. Ni dictaduras rojas, ni de ningún otro color. Hay que afianzar la república.  En esto están conformes todos los hombres conscientes, aun los que militan en los partidos políticos más extremos.

            Por ello ante la reunión de Cortes Constituyentes debemos tener la más completa serenidad, para que nada impida, para que nada se oponga, a la estabilización de la vida española con un código fundamental modelo, acorde con el actual momento de Europa.

           

 

 


09/06/2014

Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1