Recortes de historia ...

  EPISTOLARIO DE JOAQUÍN MARIANO ROSALES, 17 DE OCTUBRE DE 1828.

 

 

 

La Comandancia Militar de Marina solicita informes sobre varias personas.

Comandancia Militar de Marina

Reservado

          Teniendo que proveer el destino de Fiscal Celador de montes de esta ciudad que se halla vacante por disposición del Excmo. Sr. Comandante General del Departamento por la inutilidad de D. Francisco de Paula Helvant que la obtenía, en persona que concurra las cualidades y circunstancias que por instrucción se requieren, espero que V. en obsequio al servicio del Servicio del Rey N. S se sirva manifestarme con reserva, si los sujetos que constan en la adjunta relación son Padres de familia de cómoda subsistencia, o de primero o segundo orden en rango y facultades en esta Población, y la conducta que hayan observado cada uno durante las épocas del Gobierno anterior, sirviéndose contestarme a la mayor brevedad, denominando a cada individuo y las circunstancias indicadas.

          Dios guarde a V. muchos años. Sanlúcar 17 de Octubre de 1828.

Rubrica Estevan de Gomendio (sic).

Sr. Dn. Joaquín Mariano Rosales.

 

Relación:

D. José Miguel Ramos

D. Francisco Javier Galarza

D. Francisco Fernández

D. León Aldama

D. José García Cordovera

D. Francisco Ramón Larios

D. José Eusebio Ambrosy

D. Lorenzo de Hois

D. José Miguel Odero

D. Tomás Mateos

D. Simón Ramos

D. Domingo Díaz Cevallos

D. Francisco Estrada

D. Gabriel Trillo

D. Francisco Sales del Carrillo

D. Luis Gassur.

 

(Se acompaña de este borrador)

          Devuelvo a V. la relación de los sujetos aspirantes a la fiscalía de montes de esta Ciudad que acompaña al oficio del 17 del actual para que le informe reservadamente si son de familia de cómoda subsistencia, de 1º o 2º orden en rango y facultades y qué conducta observaron durante la época del gobierno anterior.

          Evacuando este informe por el orden que se me pide y con la obligatoriedad que exige el mejor servicio a S.M. y V.S., debo decirle que a todos los considero cabezas de familia y de cómoda subsistencia, aunque con la desigualdad en sus facultades y bienes de fortuna, que es bien notoria, por lo tanto omito individuarla.

          En sus rasgos no puede fundarse una clasificación y diferencia, porque no habiendo distinción de clases en este pueblo en que todos los vecinos se depuran de igual clase.

          En orden a sus conductas durante el gobierno anterior nada me consta que puedan ceder en menoscabo de su reputación y buen nombre, sin embargo para los efectos que V.S. estime convenientes he creído de mi deber distinguir los que en aquella época fueron voluntarios y obtuvieron empleo por aquel gobierno de los que durante él nada fueron ni representaron y con este fundamento he añadido a dicha relación las observaciones que en ella aparecen y es cuanto sobre este particular puedo informar con imparcialidad y certeza.

 

          Dios guarde a V.S. muchos años. Sanlúcar de Barrameda 20 de octubre de 1828.


05/03/2016

Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1