Recortes de historia ...

  EPISTOLARIO DE JOAQUÍN MARIANO ROSALES. 6 de octubre de 1828.

 

 

 

 

 

La Junta Municipal de Sanidad a Joaquín Mariano Rosales.

 

 (Llama la atención que el texto está escrito de un tirón, sin signos de separación).

Junta Municipal de Sanidad de esta Ciudad.

          Esta Junta de Sanidad en sesión de hoy se ha enterado en el oficio de V. de 2 del corriente, y cerciorada de las poderosas razones que V. alega, comisionó para contestarlas verbalmente a su facultativo Vocal Dn. Deodato de San Germán; mas cerciorada no estar V. conforme con la personal satisfacción que pudo darle aquel representante de la Junta, y teniendo esta noticia de que los deseos de V. están reducidos que sean oficialmente cubierto se trató en nueva conversación, manifiesta a V. la misma Junta que no tuvo la menor noticia de la separación de que se queja se le hizo en 1823, pues nada consta en actas, ni dio de ello la menor cuenta la mano oculta que la ocasionó, pues que la Corporación sólo la atribuía a falta de salud, y quizás por estos principios pasó los competentes oficios al Sr. Vicario Eclesiástico para que por desistimiento del Sr. Dn. Antonio Abad Márquez se dignare nombrar persona que ocupare su lugar,  y consiguientemente a su contestar se procedió al nombramiento del señor Cura Casalduero; pero como el reglamento está terminante en que ha de ser el Cura más antiguo el Vocal de la Junta, y deseosa esta que tanto por las razones citadas como por los méritos que a V. adornan, sea el que la ilustre con sus conocimientos, ha decidido oficiar a V. para que deponiendo toda incomodidad o resentimiento de que esta Junta está bien ajena, tenga la dignación de acceder a su asistencia siempre que causas poderosas no le impidan la asistencia a las sesiones que por las críticas circunstancias se hacen cada día más ingentes.

Dios guarde a V.  En la ciudad de Sanlúcar de Barrameda 6 de octubre de 1828 =

(Rúbrica de Domingo Salinas)

 

Sr. Dr. Joaquín Mariano Rosales, Cura propio más antiguo de esta Iglesia mayor parroquial.

(Se adjunta el siguiente borrador de respuesta):

          A su debido tiempo recibí el oficio del 8 de los actuales en que me repite a nombre de esa Junta de Sanidad la satisfacción que antes y por comisión de la misma me había dado verbalmente su Vocal el Sr. D. Deodato de S. Germán de las razones en que fundaba mi disenso para no asistir a sus sesiones como Vocal nato nombrado.

          Bastante repugnante me fue pedir al expresado Sr. De San Germán esta satisfacción por escrito pues que su dicho solo me era muy suficiente para deponer como me pedía todo resentimiento y asistir desde luego a la concurrencia a las sesiones de la Junta a que en su nombre me invitaba; mas la intriga que ha habido en este particular y que la Junta misma no desconoce según V.S. me indica exija de mi parte esta circunspección para que en ningún tiempo se me tilde de haber vuelto a ocupar lugar en la Junta de Sanidad con menoscabo del honor que he procurado acreditar en los destinos y comisiones que hasta el día he desempeñado.

          Espero que V. S. se sirva manifestarlo así a la Junta de Sanidad significándole mi reconocimiento por las expresiones con que me honra y ofreciéndome a su orden para concurrir a sus sesiones cuando se me cite.

          Espero igualmente que así V.S. como la Junta penetrados de las tristes ocurrencias que me han rodeado desde el día en que recibí el expedido oficio de V. S. me dispensen la tardanza que he tenido en contestarlo. =

Dios guarde a V.S. muchos años. 13 de octubre de 1828.

 

Sr. Dr. D. Domingo Salinas Corregidor y Presidente de la Junta de Sanidad de esta ciudad.


03/03/2016

Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1