Recortes de historia ...

  EN TORNO EL RESUCITADO

 

 

TEXTOS

 

“Al otro día, que es el siguiente a la Parasceve, se reunieron los príncipes de los sacerdotes y los fariseos y dijeron a Pilatos: `Señor, nos hemos acordado de que aquel impostor dijo, cuando aún vivía: Resucitaré después de tres días. Manda, pues, custodiar el sepulcro hasta el día tercero, no sea que vengan sus discípulos, lo hurten y digan al pueblo: `Ha resucitado de entre los muertos´. Pilato les respondió: `Ahí tenéis guardia, id y guardadlo como sabéis´. Ellos fueron, sellaron la piedra, y aseguraron el sepulcro con la guardia”.

 

Mateos, 27, 62-66.

 

 

“Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana (Marcos, 26, 1-4), María la Magdalena y María la de Santiago y Salomé compraron aromas para ir a embalsamarlo. Y muy de mañana, el primer día de la semana, al salir el sol, vino María Magdalena y la otra María a ver el sepulcro (Lucas 24,1-2), llevando los aromas que habían preparado. (Marcos, 16, 1-4). Y se decían unas a otras: ¿Quién nos correrá la piedra de la puerta del sepulcro?

Y he aquí que se produjo un gran terremoto, pues un ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como relámpago, y su vestidura blanca como la nieve. Por el miedo a él, los guardias (Se pusieron a temblar, Mateo y se quedaron como muertos (Mateo, 28, 4) se desplomaron y quedaron como muertos (Marcos 16, 1-4). Y mirando las mujeres, ven que la piedra había sido corrida a un lado (Lucas 24,1-2) del sepulcro; (Marcos 1-6, 1-4), aunque era muy grande”.

 

DEL RELATO DE LOS SINÓPTICOS SE DEDUCE:

 

1)   Que efectivamente había una guardia custodiando el sepulcro, a petición de los príncipes de los sacerdotes y de los fariseos.

 

2)   Que la guardia era de romanos, pues es Poncio Pilatos (el procurador romano de Judea) quien lo ordena.

 

3)   Que debieron ser dos o más, pues así estaba constituida la guardia para producir efectos de seguridad en la actividad ordenada.

 

4)   Que la vestidura del ángel que removió la piedra “era blanca como la nieve”, no con una sobretúnica de colorines.

 

5)   Que la presencia y luminosidad del ángel produjo que la guardia “temblase de miedo”se desplomasen y quedasen como muertos”. (Nueva ratificación de que eran dos o más).

 

6)   Que la iconografía de la Resurrección de Cristo, de querer ser fiel al relato evangélico, ha de tener un ángel con vestidura blanca como la nieve y, de haber soldados romanos, estos han de aparecer o “temblando de miedo”, o “desplomados y como muertos”.

 

7)   Algo vio la guardia, porque “algunos de la guardia fueron a la ciudad a contar a los sumos sacerdotes todo lo que había pasado” (Mateo, 28, 11).

 

 

Informe solicitado

por los “descastados”

cofrades del Señor Resucitado

de la muy noble e ilustre

 

ciudad de Sanlúcar de Barrameda.


09/01/2016

Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1