Mis rinconcillo poético ...

  REALIDAD PROFUNDA

 

 

 

 

Con mi cuerpo en tierra hasta cintura,

roto el corazón de ansias insaciables,

mis manos con dedos casi impalpables,

y en mis ojos música de locura:

con tu cuerpo, flor sutil en la altura,

corazón con muros impenetrables,

para mí tus manos tan deseables,

y en tus ojos reino ¡Ay! de clausura.

 

Sí… con nuestros cuerpos fríos de muerte,

mudos testigos del milagro vano,

cayose la tentadora manzana:

para mí dulce nácar de oro inerte,

donde sembraron dioses el nirvana:

 

para ti sólo fue vil gusano. 


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1