Gentes de aquí ...

  ALMONTE, Ana de. S. XVI.

 

Miembro de la familia de los Almonte. Se conserva su testamento  efectuado en 1600. Consta en él que, al efectuarlo, se encontraba en estado de viuda y que era fiel católica. Ordenó que se le enterrase en la iglesia mayor parroquial de Nuestra Señora de la O, que la acompañse la escolanía y los pobres ordinarios, cuyos gastos de habrían de pagar de su hacienda. Estableció que se pusiese un tributo de cuatrocientos ducados, con los que se habría de fundar una capellanía perpetua de seis misas rezadas, a razón de 4 reales por misa. Esta la habría de oficiar Luis de León Garabito, beneficiado a la sazón de dicho templo.

         Nombró albacea a Diego de Almonte. Dejó, asimismo, establecido que, a su muerte, se realizasen estas obras pías: la entrega de cuarenta ducados de sus bienes a los pobres de la cárcel de la ciudad sanluqueña; el pago de unos cuarenta ducados que debía de unos vinos; el reparto de cincuenta ducados entre cuatro doncellas pobres de la ciudad, de las que dos habrían de ser Isabel Jiménez y Luisa Pérez, la primera vivía “ante de abaxar a la ribera xunto a las casas que eran del tesorero”, la segunda “tiene casa en la calle borreguero”; y entrega de diez ducados para la cera de la Capilla de Nuestra Señora de la Soledad del Monasterio de San Francisco de la ciudad.

         Tras ello, Ana de Almonte establece las misas que se habrían de decir por su alma: treinta misas, a su muerte, en los treinta días siguientes en los monasterios sanluqueños de San Agustín, de Nuestra Señora de Regla, de San Francisco y de Nuestra Señora de Belén, recibiendo cada uno de ellos la limosna acostumbrada. La misa de entierro se habría de celebrar en el convento de San Agustín. En su entierro habrían de acompañarle todos los clérigos de la Iglesia Mayor Parroquial, así como los religiosos de los monasterios de San Agustín y San Francisco. Todos ellos habrían de decir misa y vigilia cantadas.

         Tras sus mandas, se deja constancia en el testamento de la declaración de bienes: Una casa mesón, lugar de su residencia, en la Calle de la Carnicería, que linda con la esquina de la cárcel vieja y con otra casa pequeña de su propiedad; doce aranzadas de viñas en el Pago de Maína; siete aranzadas de viñas en el Pago de la Zorra; y cien pies de tierras de olivar en Montijo, linderos con los de Marina de Almonte.

         Poseía, además, dos esclavas negras moras. Una, llamada Bernarda, estaba casada con un criado del duque y se llamaba Gaspar. La otra, de nombre María.  Dejó a cada esclava cincuenta ducados. A María la regaló a Ana de León. Poseía, además, un negro “en edad corta”, Domingo, hijo de la esclava Dominga. Expresó su voluntad de que fuese bautizado, tras lo que se le habría de dar la libertad. Indicó los objetos de su propiedad de más valor que tenía en su casa: un paño de raso, una colcha de “colgones”, muy buenas sábanas, una cama de madera, cortinas de paño, cinco sillas, y dos mesas. Declaró que anualmente le pagaban dos tributos: uno de dos ducados y medio que le abonaba Antonio Castaño, hermano del clérigo Juan Castaño; el otro de tres ducados que le pagaba Francisco Polo sobre unas viñas sitas en el Pago de la “Parmosa”.

         Estableció que, cumplidas las mandas del testamento, lo que sobrare pasase al clérigo beneficiado Luis de León Garabito y a Rodrigo Almonte de León. A este último le dejó también dieciséis votas de vino trasegado, con la condición de que buscase un clérigo que dijese misa cantada por su alma el día de la Inmaculada Concepción, y otras dos rezadas, una el día de Pascua Florida; y otra, en la festividad del dulce nombre de Jesús. Tales misas se habrían de pedir anualmente y para siempre.

 

         El testamento fue firmado en su casa-morada el 19 de julio de 1600, siendo testigos del mismo: Luis de León, el mozo; Juan Velasco y San Miguel, Leonor de Almonte, Rodrigo de Almonte de León. El escribano público fue Francisco de Aguilar. El puesto de escribano, desde tiempo inmemorial era desempeñado, por privilegio ducal, por miembros del Cabildo.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1