Gentes de aquí ...

  CERDÁN MURILLO, Julián. Músico.

 

Nacido en Mendaza, Navarra, 1877 y fallecido en Sanlúcar de Barrameda, 1961. Desarrolló casi toda su carrera musical en Sanlúcar, dirigiendo la Banda Municipal entre los años 1918 y 1952, componiendo gran cantidad de obras musicales además de formar a cientos de jóvenes en el arte musical.

A él se debe el glorioso triunfo de esta Banda en el Certamen Regional de Bandas celebrado en Écija en Septiembre de 1928, donde logró el primer premio. Entre sus obras más destacadas figuran los pasodobles “Bienvenida”, “Los Barbianes”, “Cardeño”, “De las Palomas al Centro”, y otros muchos, así como las "Coplas a Nuestro Padre Jesús Nazareno", dedicadas las Hermandad sanluqueña.

Texto: Salvador Daza.
Foto: Archivo Banda "Julián Cerdán".

Hasta aquí datos tomados de la web de JJ.MM de Sanlúcar de Barrameda.

         Otros: En el último trimestre de 1921 se abordó en la Corporación Municipal un asunto relacionado con la Banda de Música. Tuvo la iniciativa el concejal José Sánchez Castellano, a quien la Corporación había comisionado para efectuar la inspección de la Banda. Su director, Julián Cerdán, aprovechó para pedirle a dicho concejal que se cumpliese el artículo 26 del Reglamento en vigor de Régimen y Funcionamiento de la misma. En su consecuencia, el concejal trasladó a la Corporación la petición de Cerdán de que se abonase a la Banda 446 pesetas, con cargo a la consignación presupuestaria para “funciones y festejos”. Era la cantidad que habrían de percibir los integrantes de la Banda.

         Para la asignación que correspondía a cada integrante de la Banda, Cerdán había considerado la “ininterrunpida asistencia de aquellos a todos los conciertos durante la temporada veraniega”. [1]Considerada Cerdán que dicha constancia les hacía acreedores a un “premio de constancia”. Presentó el concejal la relación de músicos de la Banda, así como la cantidad que le correspondía a cada uno por los conciertos celebrados en la Calzada Reina Mercedes entre el 15 de julio al 15 de septiembre. En dicha relación aparecía Moisés Cerdán, hijo de Julián.

         El alcalde-presidente expresó que era de justicia felicitar a Julián Cerdán y a la Banda Municipal por su laboriosidad. Se debatieron algunos asuntos, expresando el concejal Manuel Barbadillo Rodríguez que consideraba excesiva la referida cantidad que se señalaba como premio, pues se había de considerar lo mucho que le costaba al Municipio el sostenimiento de la Banda Municipal.

         En febrero de 1928 dirigió a la Banda Municipal,, en el Teatro Principal, en homenaje rendido a los Hermanos Álvarez Quintero. El periódico local El Profeta Sanluqueño[2], insertó la crónica del éxito de la Banda de Música sanluqueña en el referido Certamen celebrado en la ciudad de Écija, aireando la participación de la Banda; la subvención a cargo del Ayuntamiento, según propuesta de José Colom Mateo; el reparto del premio conseguido entre los músicos; la participación de las Bandas de Espejo, Riotinto, Bollullos del Condado, y la Banda Obrera de Sevilla; la comunicación del triunfo en notas colocadas en el Casino y la comunicación al público que se encontraba, cuando se supo la noticia, en el Teatro Reina Victoria; y el recibimiento en el Paseo de la Calzada, donde interpretaron, entre otras, la pieza “Una noche en Toledo”. La Banda, dirigida por don Julián intervenía diariamente durante el verano en La Calzada, así como en la Calle San Jorge durante los días del Carnaval de cada año. Don Julián fue hermano de la Hermandad del Nazareno de la ciudad. Con motivo del homenaje al dramaturgo Luis de Eguilaz, interpretó en el Teatro Principal la Banda Municipal, por él dirigida, la jota de la zarzuela “El Molinero de Subiza”, de la que fue autor Eguilaz.

         Al proclamarse la Segunda República, en la manifestación convocada al efecto, la Banda Municipal, con su director a la cabeza, recorrió la ciudad interpretando el “Himno de Riego” y “La Marsellesa”. En julio de 1937, su hija, Manuela Cerdán Martínez, realizó los exámenes para dama enfermera de la Cruz Roja. La relación de las que se habían presentado fue publicada por el periódico local “El Sanlúcar”.

         Don Julián fue hijo de Pedro Cerdán y Francisca Murillo. Esposo de Francisca Martínez Aliaga. Falleció don Julián a los 83 años de edad en Regina 31 el 15 de enero de 1961[3]. Doña Francisca fallecería a los 91 años de edad en el mismo domicilio el 12 de abril de 1969 (Cfr. Archivo Parroquial de Santo Domingo. Libro 9 de Defunciones, p. 204). El matrimonio también había residido en Santa Ana 1. Su hijo Moisés Cerdán Martínez, natural de San Sebastián, fue también profesor de Música. Fue esposo de María Sánchez Fuentes. Falleció don Moisés a los 38 años de edad el 27 de diciembre de 1944 a consecuencia de tuberculosis pulmonar, según certificó el facultativo Julián Barrios (Cfr. Archivo Parroquial de Santo Domingo. Libro 7 de Defunciones, p. 289). A principios de 1975, siendo alcalde Juan Garat, se rotuló una de las calles próximas a la playa con el nombre de “Julián Cerdán”.

 



[1] Actas Capitulares de 1921. F. 234, sesión de 7 de octubre.

[2]  Número 1.489, edición del 23 de septiembre de 1928.

[3]  Cfr. Archivo Parroquial de Santo Domingo. Libro 9 de Defunciones, p. 92 v.

 


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1