Gentes de aquí ...

  ALDAMA Y PRUAÑO, JOSÉ ANTONIO. Teólogo y fundador

El Padre Aldana nació el 9 de julio de 1903 en el número 58 de la Calle de La Plata, en otro tiempo inmersa en el Barrio de La Balsa donde faenaban los hombres de la mar, donde preparaban las redes y las barcas y donde humeaban los pescados. A su nacimiento, era esa casa sanluqueña un bello palacete, rodeado de un sugerente y refrescante jardín, donde tenían su residencia sus padres los Condes de Aldama y Marqueses de Ayala, títulos pontificios concedidos por León XIII el 21 de julio de 1899 el primero, y 24 de julio de 1900 el segundo. El matrimonio tuvo 7 hijos, de los que José Antonio  era el mayor de los cinco que sobrevivieron, dos varones más y dos niñas. Un padre capuchino celebraba misa en el oratorio de la casa todos los días a las ocho de la mañana. A los seis años hizo José Antonio la primera comunión en el colegio de la Compañía de María (Huerta Grande).

 

José Antonio Aldama, llamado a la vida religiosa, ingresó en la Compañía de Jesús, el 8 de Diciembre de 1913, contando sólo diez años. Ingresó en el Colegio Apostólico de la Compañía de Jesús en Ciudad Real. Comenzó el noviciado en Granada el 16 de Julio de 1918. Tras cursar los estudios filosóficos y teológicos recibió la ordenación sacerdotal el 19 de Septiembre de 1929. Profesó solemnemente como jesuita en Roma el 15 de Agosto de 1936. Fue maestro agregado a la Universidad Gregoriana de Roma. Fue doctor en Filosofía y Teología. Llegó a ser un excelente teólogo y mariólogo; de donde que sus dos obras más importantes sean: “Virgo Mater” y “María en el tiempo actual de la Iglesia”. Desempeñó el cargo de profesor de Teología en Roma (1934-1937), Salamanca (1950-1959) y Granada (1959-1980). Fue asimismo vicerrector de la Universidad Pontificia de Salamanca.

 

Tras ingresar en vida religiosa sus cuatro hermanos que sobrevivieron, sus padres abandonaron su residencia de la Calle de La Plata sanluqueña en el año 1929, para profesar ambos en órdenes religiosas. Su padre, Antonio de Aldama y Mendivil, fue ordenado sacerdote en Granada el 24 de Diciembre de 1929. Su madre, la trebujenera Dolores Pruaño y Velarde, ingresó en el Monasterio de la Visitación de Sevilla. Sus dos hermanas fueron religiosas Esclavas del Sagrado Corazón, como su madre. Sus dos hermanos ingresaron también en la Compañía de Jesús. El P. Aldama cofundó con la Madre María del Rosario del Espíritu Santo Lucas Burgos la Orden de las Esclavas del Santísimo y de la Inmaculada, dedicada a la contemplación y adoración eucarística, religiosas que el 9 de Junio de 1981 promovieron la colocación de una lápida conmemorativa dedicada al Padre Fundador en la fallada de la que fue su casa natal.

 

Falleció el 23 de Marzo de 1980 en la Residencia de Profesores de la Facultad de Teología de Granada. Sanlúcar de Barrameda le rindió un homenaje en el año 2002 y rotuló el tramo de la calle en la nació con su nombre.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1