Gentes de aquí ...

  ALDAMA CAMBA, JOSÉ GABRIEL, bodeguero

1850- Sanlúcar de Barrameda, 1901. Primer conde de Aldama y marqués de Ayala, montañés procedente de Amurrio y soltero. Fue un excelente comerciante de extraordinaria popularidad y de extensa hacienda llegando a ser el 6º mayor contribuyente de la ciudad. Dueño de viñas en las tierras de Maina y de bodegas en la Banda de la Playa. Poseyó en su época los vinos más antiguos de la ciudad: el amontillado “Dorotea”, el moscatel “IX Perlas” y el Pedro Ximénez “Corona”. Su familia se había hecho con la empresa de “Aguilar y Compañía” que desde 1710 exportaba vinos a América; en las manos de su tío, León de Aldama Respaldiza (1781-1863) experimentó un considerable engrandecimiento. Sobre León de Aldama y otros vecinos de la ciudad se le pidió certificado de buena conducta en 1828 al eclesiástico Joaquín Mariano Rosales desde la Comandancia Militar de Marina, con la finalidad de proveer el destino de fiscal celador de Montes de la ciudad, que se encontraba vacante por la enfermedad de su titular, Francisco de Paula Helvant. Rosales certificó, en 20 de octubre de 1828, que tanto León de Aldama como los demás eran “cabezas de familia y de cómoda subsistencia y que en orden a sus conductas durante el gobierno anterior nada le constaba que pudiera ceder en menoscabo de su reputación y buen nombre”. José de Aldama heredaría de su tío la empresa, así como su talante populista, ya que su tío adoptó medidas, como el abaratamiento del precio del vino, que fueron muy bien recibidas en la ciudad. En la foto, su sobrino nieto, el padre Aldama, en el día de su primera comunión.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1