Gentes de aquí ...

  BOLAÑOS, Juan de. "El Viejo". Escribano. XVI.

 

 

Hijo de Rodrigo Bolaños y de Leonor de Villacreces, casados en la ciudad de Jerez,  y nieto de Antón de Bolaños (1469), regidor sanluqueño que se desplazó en representación de la villa a rogar se confirmase el privilegio de propios que el duque había concedido al Cabildo. Fueron sus hermanos: Diego (1511), caballero contino de la villa y Luis (1511), regidor sanluqueño. Luis, como narra Moreno Ollero, fue el representante del Cabildo en los litigios presentados por los problemas de las lindes entre Jerez y Sanlúcar: “Asimismo fueron muy elásticas las lindes entre Jerez y Sanlúcar en la zona próxima al Alijar, pues durante varios años, como en 1515, nos encontramos con que algunos jerezanos que poseían tierras en el Alijar, entre ellos Bartolomé Basurto, se infiltran en el término correspondiente a Sanlúcar y se apropian las tierras ocupadas. Concretamente en 1523, el concejo sanluqueño se apoderó del trigo que Bartolomé Basurto había sembrado en el término de Sanlúcar, en total cuatro carretadas. A raíz de esto, el tal Basurto presentó una demanda al concejo de Sanlúcar en la real Audiencia de Granada, y el Cabildo sanluqueño ante el temor de que este conflicto se agudizase y trajera graves consecuencias, decidió enviar a Luis de Bolaños para que hablase con él y le hiciese desistir de la demanda que había presentado”.

Era denominado Juan de Bolaños como “El viejo” por el ser el más antiguo escribano de la villa del que se tiene conocimiento; el primer libro de actas capitulares comienza en 1511. A él le correspondió hacer las escrituras de creación del Pósito sanluqueño (1532). Como escribano del Cabildo, cargo por el que percibía 4.000 mrs. anuales y un carnero , y, en su misión de levantar actas de los acuerdos y de la realización de los mismos, fue diputado para visitar los terrenos de la villa de Trebujena, dentro por entonces de la jurisdicción del Cabildo de Sanlúcar, y para hacer una revisión de la ubicación de los mojones (1534). Asimismo asiste a la villa de Jerez (27 de abril de 1530), acompañando al representante del duque, Nuño de Vera, para estipular con el Cabildo jerezano el Concierto de uso de las marismas. Por 1522, además de su escribanía capitular, existían en la villa otras siete escribanías públicas.

Fue de fecunda longevidad en el cargo, pues estuvo desempeñándolo cerca de 50 años, y con palabras de Moreno Ollero, “con gran honradez y eficacia hasta el punto de que a su vejez recibió, en 1569, una provisión de la condesa de Niebla por la que le hacía el honor de que fuera su nieto, del mismo nombre, quien le sucediese en el cargo de escribano del cabildo. La familia Bolaños fue una de las más influyentes en el Cabildo sanluqueño en los primeros años del siglo XVI”.

 

Certeras palabras las de Moreno Ollero, gran especialista en estos momentos de la villa sanluqueña, pues el nieto de Juan de Bolaños, como queda recogido, hereda la escribanía de su abuelo, con quien había trabajado durante algún tiempo y del que había conocido los entresijos de su oficio. A Juan, el nieto, se le conoció como “El Mozo”, Había nacido en 1548 y a la concesión de la duquesa de Niebla tenía por tanto 21 años. Fue hijo de Rodrigo Bolaños y de Isabel de Bustos. Casó con su tía María de Bolaños. Fue regidor del Cabildo sanluqueño y recibido como hidalgo. Su hijo Pedro, biznieto de “El Viejo”, fue capitán (1658) de una compañía de milicias en Sanlúcar de Barrameda.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1