Gentes de aquí ...

  BERNAL, Miguel. Cazador de recompensa. 1812.

 

 

Es lo cierto que corrían tiempos en que los salteadores hacían de las suyas y el pavor del vecindario surgía por doquier, razón por la que Miguel Bernal, junto con sus compañeros Ignacio y Lucas Harana y con Diego Cordero, “tiradores corsarios”, se fueron a “aquella banda de poniente” el día 17 de Diciembre de 1811 y ¡zas!, “acabaron con los cuatro ladrones asesinos que infestaban el término y su inmediaciones”, por lo que fueron premiados con 600 reales de vellón.

Mas, otras circunstancias hicieron que Miguel Bernal presentase un memorial en el Cabildo de 24 de Enero de 1812, reunido en las “Casas Capitulares en la Casa Mayor de la Ribera, como era uso y costumbre”, bajo la presidencia de Cayetano Diéguez, corregidor en comisión. Exponía en él que en dicha acción había experimentado una desgracia personal, “pues había recibido un balazo que unos tiradores le dispararon por equivocación y herido en el hombro y cuello, de cuya resulta ha curándose ya 38 días”, por lo que solicitaba del Cabildo auxilio “con alguna ayuda de costa”.

 

En buen momento llegaba la solicitud, puesto que una orden de la superioridad, recibida con posterioridad a los hechos, prevenía que se diesen 800 reales a los susodichos; así que los capitulares acordaron que “se expida libranza a favor de Miguel Bernal por los 200 reales de vellón que restan, y que así lo pagará el depositario de propios y arbitrios”.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1