Gentes de aquí ...

  BENJUMEDA LAGUNA, Torcuato José. Arquitecto. El Puerto de Santa María, 1757-Cádiz, 1836.

 

 

Fue el gran arquitecto de los pueblos de la bahía gaditana, realizando obras de la más amplia gama: religiosas, civiles, urbanas, funcionales... Se formó junto a su maestro Torcuato Cayón de la Vega (1725-1783), en cuya Escuela de Dibujo comenzó su adiestramiento junto a él, del que vendría a continuar muchas de las obras que Cayón dejó sin concluir a la hora de su muerte.

Su fecundidad creadora está muy relacionada con el momento en que le tocó vivir; época de prosperidad y  de esplendor para una burguesía boyante y adinerada, que se aficionó al buen gusto de residir en excelentes palacetes y, en algunos casos, a patrocinar la construcción de obras arquitectónicas para la posteridad. Por otra parte, dentro del terreno profesional, se impuso un cierto control academicista, del que provino la determinación de  que las obras arquitectónicas se sometiesen al dominio de lo clásico y a la austeridad.

Benjumeda lo tuvo todo en el ejercicio de su profesión. Reconocimiento oficial (Arquitecto Mayor de Cádiz, Teniente de Arquitectura de la Escuela de Nobles Artes, Académico de Mérito de la Real Academia de San Fernando...) y multitud de encargos.

De su arte neoclásico quedaron abundantes muestras en Cádiz capital  y en su provincia: las iglesias del Rosario (1796), de San Pablo, y de San José (1787), el Oratorio de la Santa Cueva (1796), la Cárcel Real (1794) y el Ayuntamiento (1779-1825), todo ello en la capital gaditana; el Ayuntamiento de la Isla de San Fernando, en cuyo edificio tomó el relevo a Cayón y a Albisu, que le precedieron en la obra del edificio capitular; la iglesia de San Juan Bautista de Chiclana (1773-1825); el Mercado y la recién restaurada Iglesia de San José portorrealeña (1770); y el retablo de la Iglesia Prioral de El Puerto de Santa María.

 

En Sanlúcar de Barrameda, gracias a los bienes testados por el bienhechor del convento de las Monjas Dominicas de la Madre de Dios, José Gutiérrez (en cuyo convento fue sepultado), realizó Benjumeda las dos portadas del templo que vienen a dar a la Plaza de Madre de Dios. Portadas de estilo neoclásico, construidas en 1815, en etapa de madurez del arquitecto portuense. 


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1