Gentes de aquí ...

  BÁRCENA BLANCO, Antonio. Vendedor ambulante y empresario. 1929.

 

 

Su biografía es un itinerario por la cima y la sima de la caprichosa fortuna. Había nacido en una humildísima familia marinera, y pronto, contando sólo con 6 años, quedó huérfano de padre, viviendo en extrema pobreza con su madre y sus dos hermanas en una sola habitación, situación que tanto abundaba en la desolada Sanlúcar de la época.

Alumno de José Sabio Enríquez, pronto se ve impelido a abandonar la escuela, pues la necesidad obligaba. Es entonces cuando comienza la lucha por la vida y el meteórico cambio en su situación económico-social: vende mejillones y pescado por la playa sanluqueña, descalzo en el tren del Barrio Alto se desplaza a Jerez de la Frontera para vender pescado y, cuando no lo hacía en tren, se transportaba con los mismos fines en bicicleta. Su constancia y tenacidad consiguieron que la fortuna le mostrase su cara más agraciada: en 1955 puede ya comprarle una casa a su madre en la calle de la Bolsa y la exportación de pescado la realiza ya a gran nivel, prácticamente por toda la geografía nacional.

 

Se introdujo en el negocio de los vinos adquiriendo la bodega que fue de los García de Velasco y construyendo la Bodega de Bonanza como industria exportadora. Esta última sería adquirida por la firma Antonio Barbadillo. S.A como local vacío, pero con la tradición de haber sido una fructífera creadora. Todo, sin embargo, se fue desmoronando, y nuevamente los negocios le mostraron su cara esquiva.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1