Gentes de aquí ...

  BARBADILLO AMBROSY, Antonio y Manuel. Bodegueros. Sanlúcar de Barrameda, 1863 y 1865.

 

 

 

Pertenecientes a la familia sanluqueña de los Barbadillo, eran hijos de Manuel Barbadillo Díez y de Romana Ambrosy Luchi, nietos por tanto de Benigno Barbadillo y de María Díez. Fueron miembros de familia numerosa pues, a más de a ellos, sus padres engendraron a Pedro (1861-1921) y a Eduardo (1871).

De todos ellos, quizá fuese Antonio el más emprendedor: a él se debe la fundación oficial y directa de las bodegas Barbadillo con sede en la calle Sevilla número 2. Esta casa había sido propiedad y lugar de residencia de sus suegros, el matrimonio Rodríguez-Terán, pues Antonio se había casado con Caridad Rodríguez Terán y, tras haber vivido algún tiempo en el Carril de San Diego, al heredar su esposa dicha casa por fallecimiento de sus padres, la familia Barbadillo Rodríguez pasó a residir en la mencionada vivienda, a la orilla misma del Castillo de Santiago y en el gozne de la antigua Puerta de Sevilla. Un anuncio publicitario de 1905 recoge lo siguiente: "Manzanilla y amontillado procedentes de antiguas y genuinas soleras de esta ciudad. Escritorio: Sevilla, 2".

Además de a los negocios bodegueros, Antonio Barbadillo se dedicó a los pesqueros, siendo propietario de una Compañía creada para la explotación de las famosas "parejas", pequeños barcos de pesca que, por su pequeña envergadura y por su estructura de estar provistos de velas, necesitaban ir acompañados ante cualquier amenazante peligro.

Antonio Barbadillo y Caridad Rodríguez fueron también padres prolíficos, fueron sus hijos: Manuel (1891-1986), Tomás (1894-1941), Antonio (1895-1965), Rafael (1896-1940) y Pedro (1900-1952).

Falleció a la corta edad de 58 años.

 

Su hermano Manuel, casado con Emilia Boyer Araiz, al fallecer testó a favor de su sobrino José María Barbadillo Delgado, a quien legó la parte de la que era propietario el finado en la firma bodeguera "Pedro Rodríguez".


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1