Gentes de aquí ...

  BALDERIOTI, Felipe. Gobernador militar. Principios del siglo XIX.

 

 

Una vez que se marcharon los franceses de la ciudad en el año 1812, Balderioti, gobernador militar de la plaza, fue integrante de la Junta que se encargó del gobierno de la ciudad, ejerciendo tales funciones hasta el 30 de Septiembre de 1813, fecha en la que inició su gobierno el primer Ayuntamiento Constitucional, que quedó formado por dos alcaldes (Joaquín Marcos Manzanares y Alonso Julián Álvarez), 12 regidores y 2 síndicos.

          El 15 de octubre de 1812 se personó en la sesión capitular. Tomó su correspondiente asiento. Informó de que había recibido una orden de la superioridad para que procediera al derribo del parapeto que los franceses habían construido frente al Castillo de Santiago, dejándolo todo como estaba antes de la invasión de las tropas francesas. Comunicó su decisión de comenzar dicha operación de derribo el siguiente lunes, día 19. Todo lo tuvo a bien el Ayuntamiento. Encargó a los capitulares José de Burgos y José María Alcántara, diputados de Obras Públicas, para que interviniesen garantizando dicha intervención, de manera que se concluyera en los términos en que se preveían.

 

          Poco después tocó el turno a las barcazas y postes de madera que los franceses habían dejado, como obstáculos, en el río Guadalquivir. Había llegado una orden de la Regencia del Reino por el conducto del jefe político de Sevilla fechada el 12 de noviembre. Se mandaba que “sin la menor demora” se procediese a extraer del río los elementos indicados, con la finalidad de que los enemigos no pudiesen aprovecharse de tales obstáculos en el cauce del río. Así fue ejecutado con la colaboración del Ayuntamiento.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1