Gentes de aquí ...

  BALBINO. Comerciante. La Fragua (Soria), 1911-Sanlúcar de Barrameda, 1993.

 

 

Nombre de pila por el que fue popularmente conocido y cariñosamente denominado Balbino Izquierdo Aldea, un soriano de La Fragua, nacido el 31 de Marzo de 1911. Miembro de familia numerosa, pues eran cinco hermanos, se siguió con él la tradición norteña de aquella época de enviar a los hijos a "buscarse la vida" a lugares donde el trabajo y la prosperidad fuesen posibles. Como otros vecinos sanluqueños (Pedro Hernández, Agustín, Toribio Barrero...) vinieron de las por entonces lejanas tierras, para encontrar medios de subsistencia en la ciudad sanluqueña.

Con sólo 13 años (1924) Balbino se vio colocado en un tren con destino a Sanlúcar de Barrameda, para que aquí encontrase trabajo con los "chicucos”, norteños ya afincados en la ciudad y dedicados al comercio de alimentos, que solían recibir a quienes como ellos con anterioridad arribaban a la ciudad en circunstancias parecidas. Comienza de esta manera Balbino su "lucha por la vida": trabaja en un almacén de comestibles en la calle Zárate, propiedad de Guerrero Ballesteros, lugar en el que, como él contaba, aprendió a tostar el café. Trabajó con Dionisio Rodríguez Morante, pero el trabajo se vio interrumpido al estallar la guerra civil (1936-1939) y al ser Balbino movilizado nada más iniciado el conflicto fratricida. En agosto de 1938 cae herido en el frente de Extremadura, licenciándose poco después en Cartagena.

Al volver a Sanlúcar en el año 1939, continúa trabajando en almacenes de comestibles, pero ahora ya a mitad de utilidades, en el almacén que poseía Morante en la Plaza del Cabildo. Tras una breve estancia en la capital de la provincia (1942-1943) toma en propiedad el almacén de comestibles de la Plaza del Cabildo. Por 1950 inicia una tradición común en otros muchos establecimientos de este tipo, compartir almacén y "tasca"; una dependencia del establecimiento seguía siendo almacén de expedición de alimentos, y junto  a ella, había una "tasca" en la que se servían las famosas "medias botellas", acompañadas frecuentemente con alguna frugal tapilla que se servía del colindante almacén.

En 1972 Balbino adquiere en propiedad el inmueble con lo que se procede, inmersos ya desde hacía tiempo sus hijos en el negocio familiar, a una renovación del establecimiento, quedando en principio constituido solamente como bar, aunque Balbino seguiría utilizando una pequeña dependencia como almacén para "matar el gusanillo". En la década de los 70, concretamente de 1973 a 1985, el bar adquiere un enfoque de clara orientación a usuarios juveniles que, con nuevas costumbres tras los movimientos ideológicos de fines de la década de los 60, convierten el bar en lugar de encuentro y el "cubata" en costumbre de relación social. En 1986 se produce la jubilación de un hombre que había tenido como norte de su vida el trabajar incansablemente para dejar una situación estable a los suyos, pero 6 años antes se había producido la remodelación definitiva del bar, quedando como en la actualidad. Con la jubilación de Balbino, se cierra el almacén y se comienza el servicio de tapas que ha hecho al Bar Balbino gozar de la más reconocida popularidad para locales y foráneos.

 

Balbino se casó con Mercedes Guzmán Muñoz (nacida en 1916) y fueron padres de seis hijos: Balbino (1945), Joaquín (1946), María Ignacia (1949), Antonio (1950), Mercedes (1955) y Elías (1956). Balbino Izquierdo Aldea falleció en Sanlúcar de Barrameda el 20 de Mayo de 1993.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1