Gentes de aquí ...

  ATLÉTICO SANLUQUEÑO, C.F. Oficialmente fundado el 31 de agosto de 1951.

 

 

 

Escasísimos documentos hay del Atlético Sanluqueño, C.F; sólo algunas crónicas de los tiempos más modernos en las hemerotecas, algunas fotos añejas con sabor de añoranza, y la memoria ... pero detrás, en lucha constante con el gran problema de los clubes modestos, la economía, están los sentimientos de muchos sanluqueños que vibraron con sus colores en las diversas épocas de su historia, y la labor abnegada, silenciosa y modesta de muchos hombres que tuvieron el arrojo de colocarse al frente de la nave en todo momento, así como la comprensión de un puñado de mujeres, madres, esposas, novias, hijas, que supieron comprender la dedicación de los suyos a una tarea y a una gestión sin lugar a dudas muy desagradecida por sus escasas compensaciones.

Se sabe que ya en la década de los años treinta existían equipos de fútbol en la localidad, el “Batallón de los Trabajadores”, “La República”; a los que se sumarían posteriormente “El Solear”, “El Cábila” –sic- (vestía completamente de negro), “El Santa María”, el “Emperador Carlos V” , “El Sanlúcar” ...

Ya a fines de la década de los 40, en la oscura posguerra sanluqueña, empieza a gestarse el nacimiento de esta “Sociedad Deportiva”. Rafael Bartel Velázquez, creador en el 47 del equipo del “Emperador Carlos V”, fue precisamente quien puso las raíces de las que surgiría la “Sociedad Deportiva Atlético Sanluqueño”. Como era de esperar por la época, su nacimiento tenía que estar íntimamente relacionado con el poder establecido en el momento, la Falange Española, que era la que controlaba el deporte. Las mismas camisetas del equipo fueron pedidas a Franco, que las concedió.

Aunque el equipo se estaba ya gestando con anterioridad, sin embargo su reglamento fue aprobado de manera oficial el 31 de Agosto de 1951 por la Federación Andaluza de Fútbol; un reglamento muy breve en el que se deja constancia de la exclusiva finalidad deportiva de la Asociación, de los componentes de su Junta Directiva, del funcionamiento de cada uno de los cargos, del destino del “patrimonio” en el supuesto de desaparición de la sociedad, y de los derechos y obligaciones de los socios. Se contemplaba en el reglamento dos clases de socios: protectores, obligados a pagar una cuota mínima mensual de 5 pesetas; y numerarios, que sólo debían pagar 3 pesetas mensuales.

En la elección de los colores verdiblancos, parece tuvo mucho que ver el abogado José María Domenech, tan relacionado con Sanlúcar y con el fútbol, dada su estrecha vinculación al Real Betis Balompié, pues él fue quien ofreció al nuevo equipo una pieza de tela con los mismos colores que los del equipo bético. Luego vendría otro gran bético, Domingo Ramírez, el de ”El Barato”, quien,  en su época de viajante, al tener su novia en Sanlúcar de Barrameda, tenía también estrecha relación con la localidad y, con grandes esfuerzos, arrimaba al club sanluqueño cuanto de material podía sacar del establecimiento deportivo que el hermano de Juanito Arza, “Deportes Z”, tenía en las proximidades de “La Campana” sevillana.

Y así comenzó el caminar de este equipo de fútbol. Un caminar en el que, como en la vida individual y en la vida de un pueblo, ha habido de todo: ascensos, descensos, momentos de euforia deportiva, momentos en el que el fantasma de la desaparición rondaba por “El Palmar”. Cima y sima en el Atleti, pero detrás siempre un puñado de corazones vibrando por su equipo.

En cuanto a la infraestructura, se caminó lentamente: se pasó del campo rodeado por una soga, sin vestuarios, cuando los jugadores tenían que venir ya vestidos de casa, a unas instalaciones que fueron mejorando con el vallado, la caseta del guarda (durante algún tiempo vestuario improvisado) , las filas de asientos, la grada, el remozamiento de los vestuarios, el césped, los focos de luz eléctrica, la megafonía... Hoy, sin embargo, el nuevo siglo demanda unas nuevas instalaciones en consonancia con los tiempos que corren.

En cuanto al personal. La primera junta directiva la componían: Rafael Bartel Velázquez, como presidente; Ricardo Jiménez González, como secretario; Manuel Montaño Muñoz, como tesorero; Antonio Rosa Rueda, como encargado del material; Antonio Sánchez Racero, como entrenador; y Manuel Torné Tejada, José González Morales, José Luis Márquez García y José Bartel Tallón, como vocales.

Una de sus directivas fue la que integraban: Juan José Suárez, Antonio Rangel Pacheco, A, Bazán, Benítez, Juan Casado, J. Antonio, M. Calvo y Antonio Rodríguez, Paco Rodríguez, Álvaro Rodríguez, Juan Ibáñez, Rafael Perchiú, Bernardo Daza y Rafael Rangel.

En estos 50 años, muchos hombres han pasado por las diversas juntas directivas encabezadas como presidentes por:

1-      Rafael Bartel Velázquez ......................................... 1951-1954.

2-      Manuel Montaño Muñoz .......................................... 1955-1956

3-      Antonio Sánchez Racero ........................................ 1956-1959.

4-      Joaquín Gómez Garat .............................................. 1959-1960.

5-      Antonio Sánchez Racero ........................................ 1960-1962.

6-      Juan Marmolejo Galán ............................................ 1962-1967.

7-      Carlos González Bianchi ......................................... 1967-1969.

8-      Domingo Ramírez Moreno ........................................ 1969-1971.

9-      Juan Marmolejo Galán .............................................. 1971-1973.

10-    Víctor Jiménez Ibáñez ............................................ 1973-1977.

11-    Luis Merino Muñoz .........................................1977-1994 (con algunas interrupciones, en las que era sustituido interinamente).

12-    Antonio Lara .................................................................1994-1995.

13-    Antonio Rangel Pacheco ........................................... 1995-1999.

14-    Juan José Suárez ...................................................... 1999-2001.   

Y delante de todo ello, los futbolistas. ¡Cuántos! Imposible recordarlos. Vaya un resumen a vuelapluma: Pepe Caballero, Ferreira, Pacún, Campos, Recio, Cristóbal, Jesús Villegas;  Pepe Galán, Silva, Vile, Oscar Rodríguez,  M. Gonzálvez, Manolito Pérez, Antonio Real, Clemente Caballero, Tirriti, Pedrote, Lorenzo, Bobo, Pitero, Durán, Enrique del Ojo, Miguel Angel Villegas, Ibáñez, Baños, Aly, Mena, Martínez, Cabo, Téllez; Baltasar. Hnos. Rodríguez, Iglesias, Puchade, Miguelote, Félix, López, Manolo Gómez, Oria, Jaramillo, Píriz, Blanco, Soler, García (El Canario), Godino, Ramón, Gil, Baldomero, Salas, Villalustre, Juanito Moreno, Iglesias, Carlos Cuadrado, Carlos Ríos, Manolito “El de los periódicos” ; Muriel, Vicente, Pepicho, Lima, Norberto, Fonda, Ben Barek, Manolito del Ojo, Arca, Romero, Oscar Silva, Moscosio, Dieguito, Jorge, Pajuelo, Rodríguez, Pepe Ramírez, Cuenca, Herrerita, Raúl Molina, Raúl  Valencia ...

Junto a ellos, los hombres del banquillo, los entrenadores: José Iglesias Varela, Ángel Plá, Larita, Manolo Gómez, Cantón, José Enrique, José Luis, Lápiz, Revuelta, Vilariño, León Lasa, Silva, Ali, Orúe, Pedro Buenaventura...

En la temporada 2001- 2002, dirigidos por el entrenador Ali y su segundo, Antonio Juan, forman la plantilla: Alonso, Andrés Rosa, Márquez, Chiqui, Pupa, Santi, Díaz, Raúl Ortega, Raúl Delgado, Jorge, Esteban, Jesús, Juanito Moreno, Raúl Cerro, Manolo Parejo, Joni, Parada, Nacho, Póstigo, Carrasco, Arturo, Juanito, Jonathan Listán y Rubén Ariza.

Excelente la labor realizada por el Atlético Sanluqueño en pro del fomento del deporte del fútbol en Sanlúcar, que ha desembocado en la fecunda situación deportiva actual con ocho equipos militando en distintas categorías, seis escuelas de fútbol, realizando la práctica de este deporte 320 personas, comprendidas entre los 4 y los 23 años.

Irán saltando equipos sobre el césped de “El Palmar”, pues , de construirse otro campo, ¿qué nombre sino este?, pero en la nostalgia podría quedar este:

                                                Racero

                 Real                         Peloti                          Emilio

                           Félix                           Prieto

               Paquili    Cesáreo       Ruiz           Loco       Reyes.

 

Y en la fantasía, ¿por qué no? :

                                            Recio

                    Silva                Galán               Romero

                            Ramón              Manolito, “El de los periódicos”

 

 Herrerita    Dieguito         Moscosio     Oscar Silva     Llanera.  


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1