Gentes de aquí ...

  ATENEO SANLUQUEÑO. 1954.

 

 

 

Se fundó en el año 1954 y fue el escritor Manuel Barbadillo Rodríguez socio cofundador y su primer presidente. Inscrito desde el principio como entidad cultural, ocupó el local social del desaparecido Círculo Mercantil e Industrial, en la Plaza del Cabildo. El nuevo movimiento ateneísta comienza su andadura con vigor insospechado, y sus proyecciones, especialmente orientadas hacia lo específicamente literario, encontraron de inmediato excelente acogida en los medios intelectuales sanluqueños, sorprendidos por aquel Ateneo aperturista, nacido sin servidumbres políticas ni estéticas que, sencilla y llanamente, ofrecía su tribuna a quienes tuvieran algo que decir.

Obviamente, semejante tribuna venía implícitamente condicionada por las inevitables limitaciones temáticas y expresivas del momento político, más atribuibles en ocasiones a autocensuras discrecionales que a controles externos.  Pero, de cualquier forma, y salvando su irrenunciable asepsia ideológica, sonaron allí por lo común voces rigurosamente autónomas, independientes y descomprometidas, tan apartadas de todo oficialismo y de toda retórica oficialista que los jóvenes auditorios tuvieron pronto la sensación de hallarse ante algún hallazgo insólito.

Durante cerca de treinta años, el Ateneo estuvo abierto a cualquier manifestación artística o científica que llamase a sus puertas. Ciclos de recitales poéticos en los que tuvieron cabida por igual voces principales o consagradas, divulgaciones técnicas, lecciones magistrales, lecturas literarias, exposiciones plásticas generalmente orientadas al artista en ciernes, conciertos e infinidad de conferencias, charlas y coloquios sobre temas de actualidad de la ciencia o del arte, taurinos o deportivos, mayoritarios o minoritarios que, de alguna manera, concitaran el interés público.

 

 Entre sus iniciativas, la Fiesta de Exaltación del Río Guadalquivir y su Junta Literaria, creada en 1956 en colaboración con el Ayuntamiento Sanluqueño y, desde entonces, festejo estelar de los programas veraniegos. El Ateneo sanluqueño cubrió en su momento una etapa crucial, corta de medios, parca en escuelas y centros de enseñanza y escasa de oportunidades expositivas.  Entre las ilustres personalidades que han ocupado si tribuna destacan entre otros: José María Pemán, Gerardo Diego, Manuel Ríos Ruiz, Manuel Clavero Arévalo, Antonio y Carlos Murciano, Tomás García Figueras, José y Jesús de las Cuevas, Pilar Paz, José Luis Tejada, Francisco Toledano, Caballero Bonald, Juan de la Plata, monseñor Rafael Bellido Caro, Manuel Barbadillo Rodríguez, Álvaro Domecq Díez, Hermenegildo Altozano Moraleda, etc.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1