Gentes de aquí ...

  ARGÜESO GONZÁLEZ, José. Siglo XX

 

 

Su familia procedía de La Montaña y se enriqueció con el comercio de un almacén. Fue hijo de Manuel Argüeso Gutiérrez y de Martina González Castañeda. Su padre, Argüeso Gutiérrez fue natural de Los Llanos (Santander) e hijo de Juan Argüeso y de Francisca Gutiérrez. Argüeso Gutiérrez falleció el 23 de enero de 1908, a los 54 años de edad en la Calle Bolsa 15. Martina González, natural de Viñón, localidad de la comarca de Liébana (Santander), había fallecido, ya viuda, el 7 de febrero de 1939, a los 79 años de edad, en Bolsa 15. Dícese del abuelo de José Argüeso que preguntó al capitán que le trajo un barco de trigo en qué moneda quería que se lo pagase, Se cuenta esta anécdota como índice del poderío económico que ya por entonces llegó a tener la familia.

José Argüeso González vivió en la Plaza de Madre de Dios 2  y, posteriormente, en Calle Bolsa, en la confluencia con la Calle de Las Cruces, en cuyo bajo estuvo ubicado el Banco Hispano Americano. Fue propietario de la denominada “Huerta del Negro”. Su principal actividad comercial, sin embargo, fue la vinatera, creando una prestigiosa firma comercial.

Tuvo una incursión en la vida política local, como miembro del Partido Conservador Independiente afiliado a la CEDA, en los años previos a la guerra fratricida (1936-1939) y durante ella. En las elecciones de Mayo de 1935 fue elegido concejal del ayuntamiento sanluqueño. Fue diputado provincial. Poco después, el 5 de Noviembre del mismo año fue elegido alcalde, cargo que ejerció hasta el 22 de Febrero de 1936 en el que fue designado Bienvenido Chamorro, continuando él siendo concejal.

Estallada la guerra, el 19 de Julio de 1936 fue nombrado alcalde y comandante militar de la ciudad Antonio León Manjón, quien constituyó una gestora municipal integrada por tres militares y dos civiles; uno de los civiles fue el Sr. Argüeso. Pero, de inmediato, sólo el 28 de Julio del mismo mes, los militares, por razones obvias, abandonaron la gestora, para ocuparse de tareas más acordes con su rango, por lo que se creó una segunda gestora, a la que también perteneció el Sr. Argüeso.

Exactamente un mes después, el 28 de Agosto, se crea una tercera gestora con carácter más definitivo, presidiéndola él como alcalde presidente. Poco después, ante los rumores de que las autoridades del Movimiento querían en estos puestos a militares, presentó la dimisión, que no fue aceptada por el gobernador militar de la provincia.

En la sesión constituyente, José Argüeso González dio a conocer la normativa recibida del gobernador, en la que se le manda que “se verifique una escrupulosa depuración del personal de todas las clases y categorías dependientes del ayuntamiento para que fulminantemente queden separados de sus cargos todos aquellos que hubieran tenido relación con el llamado Frente Popular”. El propio alcalde informó que había separado ya a unos 70 empleados municipales, sin que hubiese terminado con ello la depuración ordenada. En la sesión los munícipes aprobaron la subvención de 35 pesetas diarias al Teatro Reina Victoria porque “ha venido manteniendo los espectáculos de cine (a pesar de no ser rentables), contribuyendo a la normalidad de la población por la que tanto han velado las autoridades”.

En una sesión posterior, se propone un estudio del cambio del nombre de las calles al concejal don Pedro Barbadillo; Barbadillo realiza el estudio, proponiendo la vuelta a los nombres tradicionales, la eliminación de nombres alusivos al periodo político inmediatamente anterior y la introducción de otros relacionados con el movimiento nacional.

 

Poco después,  se produce un nuevo nombramiento de los integrantes del ayuntamiento, efectuado por el gobernador civil, Eduardo Valera, que quedó constituido por José Argüeso González, como alcalde, por cinco tenientes de alcalde y por 13 concejales. En la sesión se les comunicó que “los cargos eran obligatorios e irrenunciables” y que el Pleno tendría que reunirse una vez cada trimestre, y la comisión permanente, todos los viernes. Fue este el primer ayuntamiento constituido como tal en la ciudad por el régimen franquista.  José Argüeso González estuvo en la alcaldía hasta 6 de Mayo de 1937, fecha en que le sustituiría Ramón Bustillo Delgado.


Desde el 1 hasta el 1 de un total de 1
1