Gentes de aquí ...

  ABOLLADO DÍAZ, José. Representante, p. del XX

ABOLLADO DÍAZ, JOSÉ

Representante.

Sanlúcar de Barrameda, 1905.

 

El Sr. Abollado Díaz, que tenía su domicilio, allá por el año 1905 en la Calle Bolsa número 48, ejemplifica la preponderancia en aquella época de la profesión que él ejerció. Cuando Sanlúcar de Barrameda carecía de variedad de productos, estos había que traerlos de otras ciudades. Fue representante de las firmas de Ricardo Piñana (de Játiva), de José Egea Martínez (de Murcia), de la Viuda e Hijos de Delgado (de Sevilla), de González de Peredo y Compañía (de Cádiz), de Antonio Bernarte (de Sevilla), de Malet y Compañía (de Barcelona), de la “Imprenta Modelo” de Parejo y Navas (de Málaga), de Fernando A. de Terry (De El Puerto de Santa María), y de Pedro Ortega y Muñoz de Toro (de Lucena). Traía a la ciudad sanluqueña gran cantidad de productos: arroz, cacahuetes, chufas, pimiento molido, azafrán, productos químicos y farmacéuticos, “frasquería”, libros rayados para el comercio, objetos de escritorio y papelería, impresiones, botellas con fundas de paja, artículos para bodegas, aceite de oliva y orujo, y coñac. En el alistamiento del reemplazo de 1915 un Manuel Abollado del Río fue uno de los 30 mozos sanluqueños declarado prófugo por no haber concurrido al acto de clasificación.

  ABOLLADO, Andrés. Músico, f. XIX

Después de cinco años de existencia de la Banda, fue el seleccionado para ejercer el cargo de Director de la misma, cargo en el que parece que sólo estuvo unos tres años. En el extenso archivo de la Hermandad de la Virgen de la Caridad, existe una composición musical suya dedicada a la Patrona de la ciudad.

  ABREU Y SORIA, Jerónimo. Abogado, +1637

Además de contador mayor del Duque Alonso IV (1550-1615), fue durante un largo periodo presidente del Consejo ducal (de 1607 a 1637). Su fidelidad hacia la ducal Casa fue premiada por esta con la donación de una capilla lateral de las de la iglesia del convento de los PP. Mercedarios, exactamente "la última de esta acera (se refiere a la que da a la Cuesta de Belén) bajo también del coro". Parece ser que durante algún tiempo presidió esta capilla la imagen de la Virgen de la Soledad de la Vera Cruz, que posteriormente sería trasladada al altar que daba al acceso a la sacristía, en el crucero de la iglesia mercedaria. Esta capilla pasó luego a propiedad de Juan Pedro Velázquez Gaztelu, por lo que en ella fue enterrada su madre, Juana Victoria de la Peña y Vela, y dos hijos de corta edad del ilustre historiador sanluqueño. Fue don Jerónimo miembro de la Cofradía de la Vera Cruz, a la que pertenecía la flor y nata de Sanlúcar de Barrameda, y reconocido como hidalgo. Fue uno de los sanluqueños que firmó el acta en la que quedó reflejada la instalación de los frailes mercedarios en la Ermita de Belén, como residencia previa a la ocuparían posteriormente en el Convento de la Merced.


Desde el 4 hasta el 6 de un total de 303
«« Primera | « Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Siguiente » | Última »»